Secretos para crear un e-commerce competitivo

Actualizado: 10 oct



Si lo haces bien, tu e-commerce puede convertirse en el corazón de tu negocio. En esta entrada del Blog Mundo Lógico, te contamos los secretos para crear una tienda online que te permita expandir tu negocio cada día más y construir una base de clientes felices.


Dos preguntas para empezar


Hay preguntas que parecen obvias pero que, al aterrizarlas, te darán cimientos sólidos para todo lo que hagas en adelante. La primera pregunta que debes hacerte es: “¿Qué tengo para ofrecer?”. Responder de manera muy detallada esta cuestión (por ejemplo: saber si es un producto o servicio y cuáles son sus especificaciones) te ayudará a aterrizar tu modelo de negocio.


  • Podrás analizar tu público objetivo y sus características principales, e identificar a tu competencia directa, qué hacen bien y qué no. Qué puedes aprender de ellos y cuál es el margen de mejora que tienes.


  • Conociendo a fondo tu producto o servicio podrás saber cómo presentarlo a los potenciales compradores que visiten tu e-commerce y qué debes tener en cuenta para tus envíos: si debes tener un stock, trabajar por encargo, por medio de dropshipping, etc.


Otra pregunta clave que debes responder antes de comenzar es: ¿hasta dónde quiero llegar?. Es natural que, al inicio, tu negocio sea modesto, gestiones pocas ventas y pequeñas cantidades de producto. Sin embargo, el trabajo constante lleva al crecimiento constante. Si ahora tienes 15 pedidos en una semana, mañana tendrás 60 y luego 150, y así sucesivamente. Proyéctate hacia el futuro desde el inicio, trázate metas y construye indicadores para saber qué tan cerca estás de cumplirlas.


Pensar en cómo puedes escalar tu e-commerce desde el día 1, te ahorrará dolores de cabeza en el futuro. Así implique una inversión inicial un poco más alta.


(Te puede interesar: Aprender cómo hacer envíos con tu ecommerce)




Elige tu CMS y autogestiona tu sitio


Una vez tengas claro qué tienes para ofrecer, la segunda decisión clave es elegir un CMS (Content Manager System) que se ajuste a tus necesidades. Pero, ¿qué es un CMS? Un software que te permitirá gestionar tu e-commerce, desde el contenido y el aspecto visual, hasta los productos y usuarios.


Existen CMS con diferentes características, que se pueden ajustar al tamaño y requerimientos de tu negocio. Algunas de las opciones más conocidas son Prestashop, Shopify, Opencad, WooCommerce, entre otros. Investiga a profundidad, asesórate y encuentra el CMS ideal para tu emprendimiento.


Un consejo: vale la pena invertir en un buen hosting desde el primer momento, para poder crecer de manera sostenida. Ten en cuenta que Google penaliza a las páginas que se demoran demasiado tiempo cargando y tu posicionamiento online se puede ver muy castigado si tienes un hosting insuficiente. Además, de cara al cliente, menos tiempo de carga significa menos porcentaje de abandonos del sitio web. Al final, de eso se trata.


¡Eso sí, asegúrate que el hosting pueda soportar el CMS que elegiste para gestionar tu e-commerce!


La experiencia del cliente es lo principal


Todo lo que hacemos tiene un motivo: enamorar nuevos clientes y seguir conquistando a los que ya nos conocen. Cada acción que realices en tu e-commerce debe estar orientada a mejorar la experiencia del cliente. Estos son algunos puntos que debes tener en cuenta:


  • ¡Comprar online es un acto de fe! Las fotografías y descripciones que realices de tus productos o servicios son casi los únicos argumentos que tiene tu cliente para tomar una decisión. Ponle cariño y esfuérzate en entregar la información más completa posible. Un tip: si un especialista en SEO realiza o revisa las descripciones de producto, te aseguramos que el posicionamiento orgánico será mejor.

  • La honestidad por delante: como en cualquier relación, la transparencia es la piedra angular para que pueda crecer sana. Por ejemplo: nunca exageres las características de tus productos. Asegúrate que el cliente reciba exactamente lo que pidió. Además, crea unas políticas claras (que estén muy visibles en tu e-commerce) sobre temas sensibles como las formas de pago, logística de envíos y devoluciones, políticas de manejo de la información y cualquier otro tema que te parezca relevante.

  • Por favor, ¡que sea fácil pagar! Nada peor que llegar al carrito de compra y tener que desertar porque no existe una forma de pago que se ajuste a tus posibilidades. Además de transferencias bancarias o pago con tarjeta de crédito, existen otras opciones como sistemas integrados o pagos contra entrega. Explora pasarelas de pago como PayPal, Place to Pay, PayU, entre otras, y elige la que más valor te genere a ti y a tus clientes. ¡Pilas: ten en cuenta las comisiones!

(Te puede interesar: Marketing Automatizado, un aliado que te ayudará a crecer)

Si no llega rápido y bien, no sirve: ¿cuál será tu logística de envío?


Una vez el comprador hace clic en el botón Pagar es que comienza la verdadera experiencia. La etapa con más variables externas que hay que tratar de controlar es la del envío. ¿Cuáles serán tus métodos y tiempos de entrega? Este es otro tema con el que debes ser 100% claro con el usuario.


Como te comentábamos al inicio, es fundamental que conozcas muy bien tu producto para saber cuál es la forma más adecuada y óptima de enviarlo a su destinatario final. Normalmente, los emprendedores deben construir alianzas con empresas de mensajería que se encargan de esta etapa. Sin embargo, así sea un tercero quien haga este proceso, a los ojos del cliente serás tú el responsable si sucede algo negativo.


Por eso, antes de tomar una decisión sobre qué hacer con tus envíos piensa en los costos y la calidad y recuerda: “El que mucho abarca, poco aprieta”. Si al comienzo te das cuenta que puedes realizar envíos solo en ciertas zonas y progresivamente expandir tus zonas de cobertura, no está mal. Lo importante es ser claros con las personas que visiten tu e-commerce.


Toma nota: esperar a que llegue una compra online sigue causándole un poco de ansiedad e incertidumbre a un comprador. Contarle en qué etapa se encuentra y, si es posible, permitirle que rastree el pedido es una forma muy efectiva de eliminar estas sensaciones negativas.


Dos acciones para fortalecer tu e-commerce


Estas son algunas estrategias que te ayudarán a potenciar el lanzamiento de tu e-commerce y a fortalecer tu marca:


Implementa SEO desde el principio: en muchas ocasiones, buscando mejorar el posicionamiento online de un sitio ya existente, la gente suele recurrir a un experto en SEO (Search Engine Optimization). ¿Qué tal si lo implementas desde el inicio? Te ayudará a pensar la estructura del sitio, a tener categorías claras y con el uso de palabras clave, para que salgas al aire con una página optimizada.


Marketing, ¿cómo no?: el marketing es un concepto muy versátil pero indispensable. Según tu presupuesto y tu público objetivo, construye una estrategia de marketing según los canales y recursos que tengas a mano y comienza a construir una comunidad que se identifique con tu marca y sus valores.


(Te puede interesar: Marketing Automatizado, un aliado que te ayudará a crecer)


Si estás buscando un equipo experto que te ayude a construir un e-commerce exitoso escríbenos y te contamos cómo podemos ayudarte.


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo